miércoles, 24 de diciembre de 2014

Masaje Energético

En líneas generales y obviando muchos matices, podríamos decir que: el shiatsu es a Japón lo que el Masaje Energético es a China. Solo que el masaje energético chino también involucra muchas cosas de lo que en Japón se denomina Reiki.  O sea que, de algún modo, cuando los japoneses importaron a su propio sistema los fundamentos de la Medicina Tradicional China (que es el origen de todo), dividieron el Masaje Energético en 2 lineas terapeúticas: Reiki y Shiatsu.  Lo comento porque en Occidente el reiki y el shiatsu sí se conocen o más menos suena el nombre, pero del masaje energético pocos han oído hablar.  Esto se debe a la habilidad de los japoneses tanto para promocionar sus tradiciones, como para sintetizar y crear un método de enseñanza sencillo y eficaz  que pueda ser traducido a la mentalidad occidental.  La mentalidad china, sin embargo, ha sido mucho más celosa al enseñar sus tradiciones limitando la información.  Además de que la Medicina Tradicional China (donde se engloba tanto la acupuntura, como la moxa, el masaje energético, las plantas medicinales y el qi gong) es enormemente compleja y lleva toda una vida estudiarla.  Como occidentales el esfuerzo por aprender Medicina Tradicional China (MTC) es aún mayor, porque hay que aprender a 'pensar' y estructurar el pensamiento de otra manera... a lo chino antiguo, más parecido a la poesía y la filosofía que a las ciencias.  Y digo chino antiguo porque la MTC viene de la antigüedad, de la China de los emperadores, cuya mentalidad no tiene nada que ver con la China actual.
El masaje energético, como toda la MTC, se basa en 'mover' la energía, el Qi del paciente para lograr su curación.  Este movimiento del Qi se puede realizar con agujas (acupuntura), calor (moxa), medicinas (plantas medicinales), las manos (masaje energético), o las manos pero sin tocar (qi gong). Así que el masaje energético es mover el Qi a través de las manos que tocan al paciente.  Por supuesto, ese toque no es aleatorio ni fruto de la inspiración, sino que se toca en los resonadores (puntos de acupuntura) que queremos tratar, se toca siguiente el recorrido de los meridianos de acupuntura que estamos tratando, se toca siguiendo ramas secundarias de esos meridianos de acupuntura.  Es decir, aplicamos la MTC a través de las manos.
Y, ¿por qué existen tantas formas distintas de aplicar la MTC? Pues porque China era una extensión de tierra muy grande, separada por zonas hasta que se unió en un solo reino, la China actual.  Y así en el Neijing del emperador amarillo se explica:
En el país del Centro se aborda la enfermedad con el masaje.
En los países del Sur se utiliza la acupuntura.
En los países del Norte, la moxibustión (moxa).
En el este el Qi Gong.
Y en el oeste las plantas medicinales.
Cuando los reinos se unieron en la China que conocemos, llamada en chino Zhong Guo (que significa país del centro), se unieron todas las técnicas en lo que se llama la Medicina Tradicional China, siendo el masaje la terapia del centro.
Como terapia del centro, el masaje es especialmente indicado para 'centrar', 'equilibrar', 'resetear' al paciente.  Se puede usar el masaje para cualquier patología, igual que las otras técnicas de MTC, pero es especialmente indicado para todo lo que suponga 'centrar' al individuo.  Así, será muy indicado para la ansiedad, la angustia, el sentirse perdido, el no 'ubicarse', encontrar el sentido a la vida, rescatar la esperanza, resetear la estructura...
Como terapeutas el masaje energético y el qi gong son las técnicas más difíciles de aplicar a la par que las más sutiles, porque exigen una concentración absoluta.  El Qi obedece a la intención, y si nuestro estado como terapeutas no está todo lo neutro que debiera (porque tienes un mal día, enfermo o lo que sea), es mejor realizar otra técnica o meditar un rato antes de tratar al paciente.

Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.