Entradas

Mostrando entradas de 2015

La voz

Pocas veces prestamos atención a la voz, es un atributo de nuestro cuerpo que damos por supuesto y creemos que 'funciona solo'.  Sin embargo, la voz es algo casi más personal que las lágrimas y su buena utilización, su adecuado fluir, y su capacidad de expresión son claves para equilibrar nuestras emociones.  La voz es la que transmite, la que expresa, tanto lo que pensamos como lo que sentimos, lo que somos por dentro. Y de esa correcta comunicación, de ese saber decir la palabra justa en el momento justo, depende en parte la salud de nuestro corazoncito...y de nuestra garganta . Muchos somos los que callamos cosas que nos hacen daño por dentro, o que estallamos de forma desmedida cuando ese tapón ya no puede contener más.  Y si fuéramos capaces de decir lo que queremos, cuando es necesario y de forma serena... no tendríamos por qué estallar, y la herida cicatrizaría bien.  El equilibrio en la comunicación, en la expresión de lo que llevamos dentro a través de la voz, es clave

Cómo utilizar la homeopatía

Como ya veíamos en el post de homeopatía anterior, la homeopatía consiste en una sustancia (normalmente una planta) diluida a X potencia.  Esta dilución, mezclada con sacarosa (en caso de gránulos) o etanol (en caso de gotas) o con otros componentes (en caso de comprimidos y compuestos) es lo que nosotros tomamos.  Se basa en el principio de que los síntomas que esa sustancia provoca en dosis altas, en dosis homeopáticas cura dichos síntomas (principio de similitud).  Hay que recordar que la homeopatía cubre síntomas tanto físicos como psíquicos, y dependiendo de la dilución que utilicemos será más para una cosa u otra.  También dependiendo de qué dilución utilicemos la curación será de corta duración o de larga duración. Es necesario saber que, aunque la homeopatía es la medicina más segura que puede utilizarse (mucho más que las medicinas alopáticas o que los productos de herbolario) debido a esa enorme dilución a la que se somete que evita los efectos secundarios y las contraindica