lunes, 19 de mayo de 2014

Los altibajos de ser mujer

Yo soy de las que en general piensa que ser mujer está muy bien, nunca he pensado que hubiera preferido nacer hombre. Pero aun así, hay cosas que son un verdadero fastidio. Y lo mas fastidioso de todo es que no puedes realmente hacer nada por evitarlo.  Me refiero a esos cambios de humor inexplicables que nos dan, todos los meses, y a veces varias veces al mes. Que si la luna, la regla, el cambio de clima, el mar, las hormonas... Sin hablar del embarazo, el postparto, la menopausia, la pubertad...  Una verdadera montaña rusa. Un momento estás super arriba, con ganas, con fuerzas, positiva, creativa, tirando de todos los carros que haga falta, luchando en primera línea sin despeinarte.... Y acto seguido, al día siguiente o en una agónica progresión, pierdes fuelle, ves todo negro, no puedes con tu alma, necesitas dormir, nada parece merecer la pena...
Y encima de eso, que bastante le fastidia a una verse con esos altibajos, ser conscientes de ellos y no poder hacer absolutamente nada por controlarlos (aunque sepas de sobra que a los dias vuelve a cambiar), encima tener que aguantar las exigencias de ritmo constante en subida de nuestra sociedad masculina.  Por no hablar de algunos hombres que ademas de no entender encima te miran como si estuvieras loca o tonta...  
Ni loca ni tonta, es asi, punto. Hay cosas que aunque les busques una explicación biológica, no sirve, sino lo has sentido nunca no puedes opinar, punto.  Sé que muchos hombres, de buena fe intentan por medio de razonamientos entender, comprender, y hacernos sentir mejor... Pero es que no funciona. Es irracional. Y tu misma te desdoblas en dos y ves lo racional perfectamente, pero sigues sintiendo esa contradicción irracional interna, y no se puede cambiar aposta, solo esperar que cambie sola.  La sensación de impotencia ante ese batiburrillo de sensaciones y emociones que nos pasan por dentro es total, y no tenemos el control de nada... es así, punto.  Sólo queda aceptarlo, para nosotras, y para ellos. Aceptarlo igual que aceptamos que la marea sube y baja, y ni uno es bueno ni el otro es malo, simplemente es así.  Y si la naturaleza tiene esos altibajos tan marcados y nos parecen estupendos, pues la mujer, que por su papel de creadora de vida está más cerca de la naturaleza, también.  Pero cuesta... Y mucho, porque vivimos en un mundo totalmente ajeno a los ciclos de la naturaleza.
¿Qué podemos hacer? Pues si el asunto está muy desmadrado sí hay ayudas, con homeopatía y flores de bach se puede regular bastante (sepia, pulsatilla, lachesis...)... Aunque nunca por completo, es la naturaleza, es así.  Lo que la terapia va a tratar es de equilibrar esos polos y ayudar a aceptarlos.  No pretendamos estar 'planos' emocionalmente, aunque eso también es posible gracias a la química (antidepresivos o ansioliticos normalmente), pero no lo recomiendo.  La meditación, el qi gong, el yoga y cualquier cosa que ayude a desestresarnos y a cuidarnos ayudará. Respetar nuestras necesidades, en la medida en que podamos. No culpar a los demás, ni buscar bronca, ni pretender que te resuelvan nada, ni pagar con los demás nuestro estado de ánimo.  Sabemos de sobra que nuestra pareja o compañero de curro no tiene ninguna culpa de nada, que no puede ayudarnos, que no puede entenderlo (porque jamás ha sentido ni sentirá nada parecido), ni hacer nada.  Así que mejor le enseñamos a que cuando vea ciertas señales mejor nos deje en paz, o como mucho nos dé algo más de mimos, y listo.  Esperar que su comportamiento cambie porque nosotras estamos en pleno cambio... es esperar demasiado... No veis que no lo van a entender jamás? No pidamos peras al olmo.  Un truco que a mí me funciona muy bien es que: cualquier decisión importante que tengo que hacer me espero entre 1 semana y 2 meses para hacerla efectiva (si puede esperarse ese tiempo y según el calibre de la decisión).  Así me aseguro de que mi decisión no es fruto de un arranque en un momento de bajón o un momento de euforia, sino que es fruto de una reflexión que vale en ambos estados.
Y por si alguien no se ha dado cuenta todavía... Cambiar la naturaleza es imposible... Asi que luchar contra ella también, más vale aceptarla y llevarlo lo mejor posible.

Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tu opinión