domingo, 6 de abril de 2014

Persevera y lo lograrás

Como dice Woody Allen: "El 90% del éxito se basa simplemente en insistir".
La perseverancia, el kit de todo éxito, la clave para conseguir lo que se desea... y qué difícil es.  Admiro profundamente a esa gente que se propone una meta y ahí que va, desviándose lo justo pero siempre hacia ella.  Hay otros que por el camino nos dispersamos fácilmente con las flores, los pájaros, los viandantes...
Y, aunque es cierto que la flexibilidad de adaptarse al camino y de cambiar de dirección cuando es necesario son virtudes imprescindibles en la vida; también es cierto que "si no sabes hacia qué puerto navegas ningún viento es bueno" (Séneca).  La combinación de estas dos virtudes son las que determinan el éxito.  Saber hacia dónde quieres ir, adaptarte con alegría a todas las vueltas del camino y disfrutarlas, saber discernir si tu meta sigue siendo la misma o cambió en un momento dado, y ser fiel a las propias decisiones.
Woody Allen también dijo: "No conozco la clave del éxito, pero sé que la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo"...  ahí queda dicho todo.

Cosas que uno puede hacer para conseguir perseverar en su camino en la vida:
-Meditar... sin duda la herramienta más poderosa, visualizarse a uno mismo alcanzando la meta, y el camino de en medio. Y hacer mantras.
-Hacerse una lista de los objetivos y ponerla al lado de la cama, leerla al acostarse y al levantarse... es otra forma de meditar y de no perder el rumbo.
-Flores de Bach para ayudarnos a no dispersarnos, para ayudarnos a discernir cuál es el camino que queremos y para mantenernos fieles a nosotros mismos.
-Si la duda está en saber cuál es el camino que queremos, entonces la psicoterapia, el coaching y otras técnicas pueden ayudarnos.
-Acupuntura y chikung para 'centrarnos' y mantenernos en equilibrio.
-Trabajar, todos los días la constancia, un poquito, aunque sean 5 min. trabajar en lo que queremos obtener.

Cosas que debemos evitar...no funcionan:
-Que nuestros objetivos impliquen a otra persona: el clásico ejemplo de 'me quiero casar con X'.  No puedes, ni debes, obligar a nadie a seguir el camino que tú quieres, eso es decisión de cada cual.  Tú puedes querer casarte, y lograrlo, pero no necesariamente ha de ser con X.  Proyectando eso solo conseguirias que X se sintiera encadenado por tí, lo cual no suele ayudar a la relación.
-Que nuestros objetivos sean muy 'cerrados' limitados a una sola posibilidad: ejemplo, quiero trabajar en tal empresa en tal puesto....  Sería mejor (y funciona mejor) plantearse: quiero un trabajo con estas características.  No cerrarse la puerta a otras posibilidades que también pueden encajar.
-Desear algo por miedo a que suceda algo: ejemplo-- dejar de fumar para que mi pareja no me abandone... no funciona.  El miedo no es el motor de la vida, sino más bien su guadaña. Si quieres conseguir algo en la vida debe ser algo que tú corazón desea realmente, sin pensar en el miedo.

Ánimo y buen camino peregrino!
Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tu opinión