viernes, 7 de febrero de 2014

Mantener la concentración

Para algunos de nosotros mantener la concentración es algo que nos cuesta un enorme esfuerzo, tendemos a dispersarnos pensando en mil cosas, hacer varias cosas a la vez de forma que no acabas terminando ninguna, dar vueltas y vueltas eludiendo ponerte a hacer algo concreto, soñar despierto... y un montón de variedades más.  Si a eso le añades un catarro u otra 'enfermedad', hijos, mascotas, amigos necesitados, familiares necesitados, pareja, vida social... al final acabas haciendo de todo lo que no te han pedido excepto lo que sí tenías que hacer.  Lo peor es, que a veces no solo eludimos hacer nuestras 'obligaciones' (que tendría una cierta lógica si no te apetecen) sino que se convierte en una forma de ser y acabas por tampoco hacer lo que sí quieres hacer.  Esa dispersión, normalmente, lleva detrás un miedo al compromiso (si me comprometo con algo puedo equivocarme) y por tanto se traduce en falta de constancia con todo.  Afortunadamente, casi todos somos dispersos en unos ámbitos de nuestra vida sí y en otros no, para compensar.
Esa dispersión a veces viene bien, aprendes de todo un poco, es muy útil para 'refrescar' las ideas e innovar, tienes muchas ideas (y de ahí siempre saldrá alguna buena), no te aburres y los demás tampoco contigo, es flexible y sabe improvisar ante los cambios de la vida, es ágil...  Pero luego hay que saber concretar y concentrar las fuerzas para sacar las cosas adelante. Porque todo en esta vida necesita de un momento de dispersión ó 'brainstorming' y otro momento de consolidación de la idea.  Lo que debemos conseguir es ser capaces de movernos de uno a otro estado con naturalidad, o al menos saber de qué pie cojeamos y buscarnos un socio que nos complemente en ese aspecto.

--Ayudas para que los dispersos se concentren:
Es fundamental, porque sino todas las ideas se quedan en el aire y nunca se lleva acabo nada.  Las ideas, para hacerlas realidad requieren constancia.
*Mientras estás haciendo una cosa, repetirte constantemente 'estoy haciendo...' (lo que sea en cada momento), así mantenemos el pensamiento fijo y no nos da por pensar en las musarañas.
*Proponernos pequeños retos a nosotros mismos de constancia y compromiso (pueden ser cosas sencillas como escribir un blog, aprender una tarea que te exija todos los días un poquito...).
*Clematis--flor de bach para los que siempre están evadiéndose del presente pensando en el futuro o en un imaginario, los soñadores ... si es continuo acompañar de Chestnut bud.
*Hacer Qi Gong ó yoga, de forma prácticamente diaria  (la constancia es clave y es lo más dificil).
*Hacer Meditación, diaria  (la constancia es clave).
*Masaje energético o acupuntura 'del centro', los puntos para 'centrar' al individuo (hay muchas variantes).

--Ayudas para que los reconcentrados se vuelvan un poco más dispersos:
Porque también es importante, de la dispersión nace la creatividad y las ideas innovadoras, nace el juego y la relajación.
*Hacer alguna actividad creativa que implique tener que inventar (no imitar).
*Jugar con niños, en su idioma.
*White Chestnut--flor de bach para cuando te quedas atascado en un bucle, acompañado de Honeysuckle si el bucle pertenece a algo del pasado.
*Hacer Qi Gong-- es especialmente bueno para que las cosas fluyan y no se estanquen.
*Masaje energético o acupuntura para poner en movimiento la energía.
*Craneosacral, para que el sistema nervioso se renueve.


Gracias,
Laura
www.sanarahora.es
*Estos consejos prácticos no sustituyen en ningún caso la consulta con su médico u otros profesionales de la salud.  Son mi opinión, la responsabilidad de llevarlo a la práctica es de cada uno. Consulte con su profesional de la salud si tiene dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tu opinión